RUTA 1: Canal Romano de Llamas


TIPO DE RUTA: Senderismo.
RECORRIDO: Ida.
PUNTO DE PARTIDA: Localidad de Llamas.
LONGITUD: 2,65 km.
DESNIVEL POSITIVO: 243 m.
DESNIVEL NEGATIVO: 271 m.

Este tramo de conducción, de 3,5 km, pertenece al trazado del canal que nace en las proximidades de Santa Eulalia de Cabrera. En este lugar el canal discurre en la cota de 870 m y destaca por su largo tramo tallado en la roca, por la que discurre formando una auténtica trinchera. Pueden también apreciarse las dimensiones originarias del canal, cuya anchura variaba entre un metro y un metro y sesenta centímetros.

En muchos tramos el recorrido del canal debía superar los macizos rocosos mediante la práctica de túneles, como se puede comprobar en las proximidades del arroyo de Valdecorrales. También en este lugar se aprecia cómo para controlar el caudal del arroyo se practicó una galería por debajo del trazado del canal para desviar y encauzar el curso del agua.

En el lugar conocido como “Molino la vento”, en la pared se encuentra la siguiente inscripción: flaci/interciso/seuroru/itc/susicus. Nos indica que fue un hombre llamado Flaccus, de la tribu de los Seurri, pueblo indígena asentado en las tierras que actualmente se corresponden con la zona de Sarria (Lugo), quien cortó el canal en ese punto.


Más información en traianvs.net.


RUTA 3: La Baña – Quintaniella de Llousada


TIPO DE RUTA: Senderismo.
RECORRIDO: Ida.
PUNTO DE PARTIDA: Localidades de La Baña y Quintaniella.
LONGITUD: 11,79 km.
DESNIVEL POSITIVO: 219 m.
DESNIVEL NEGATIVO: 360 m.

Desde Astorga o La Bañeza se llega a Castrocontrigo, desde dicha localidad se toma la carretera que nos conduce a Truchas. Allí se toma el desvío hacia La Baña. A la entrada de este pueblo tomamos las calles que nos llevan al barrio de San Pedro, inmediatamente a la izquierda según se entra.

Itinerario

Salimos desde La Baña (995 m) y más concretamente, a partir del barrio San Pedro, donde se encuentra el restaurante Adeal. Antes de ascender a mano derechahacia el polideportivo y cerca del mismo, sale a la izquierda y sigue por la orilla del Cabrera, un camino hacia Losadilla.

Continuamos camino abajo y 4 km. más abajo de la Baña se encuentra Losadilla (980 m), (LLousadiella en cabreirés) dividida en dos barrios -de Abajo y de Arriba-. Al acercarnos nos encontramos con el molino de la localidad y una zona con mesas. Continuamos río abajo siempre paralelos al río por su margen derecha hasta llegar a Encinedo (974 m), (Encinéu en cabreirés) cuya iglesia tiene una espadaña muy esbelta y guarda custodia del año 1617, uno de los objetos de orfebrería más valiosos de Cabrera. Es cabeza municipal y cuenta con la asociación Cultural San Mamet, con sede en edificio adosado al del ayuntamiento. También está situado en esta localidad el museo de La Cabrera. Para llegar hasta aquí hemos tenido que atravesar zonas en las que el camino se perdía, haciendo muy difícil nuestra ruta. Para subir al pueblo, hay que llegar a un puente situado pasada la localidad y cerca de una nave del otro lado del rio. Continuamos caminando hacia el este por buen camino hasta llegar a Ambasaguas, justamente por debajo del castro de la localidad. Este barrio de hoy Quintanilla de Losada fue en su día pueblo según nos mostraba Pascual Madoz en su diccionario de 1846.

Quintaniella de Llousada (860 m)

Capital que fue de la Gobernación de la Cabrera, aquí residía el Gobernador, había cárcel, mercado, jueces, escribanos y demás funcionarios del marquesado de Villafranca. Se conservan cuatro de las grandes casas: Casa del Palacio -lugar del Concejo- del Escribano, del Granadino, en el valle de Valdouteiro, y las del Trincado, que linda con la vega del Solar. Ahora seguimos de nuevo el curso de las aguas del río Cabrera para llegar a la localidad de Robledo de Losada (850m), que tiene dos ermitas: una en el mismo pueblo, la del Cristo y que hoy funciona como iglesia parroquial, y otra en la vega, camino de Nogar, la de San Bernardino de Siena, en ruinas; su fiesta, 20 de mayo, se celebraba con procesión abierta con pendón hasta la ermita, misa, comida y baile. También honra a Santo Tirso el día 28 de octubre. A Santo Tirso lo robaron de La Baña o vino él andando hasta Robledo; todo dependerá de quién le responda sobre el origen de la talla venerada en la iglesia. A la entrada del pueblo, viniendo de Quintanilla por la carretera, a la izquierda queda la fuente Soria, y nada más pasar el puente, a la derecha, la no tan copiosa fuente El Quintanal.

RUTA 2: La Fervienza


TIPO DE RUTA: Senderismo.
RECORRIDO: Ida.
PUNTO DE PARTIDA: Localidad de La Baña.
LONGITUD: 5,26 km.
DESNIVEL POSITIVO: 314 m.
DESNIVEL NEGATIVO: 0 m.

Desde Astorga y La Bañeza llegamos a Castrocontrigo y allí tomamos la carretera secundaria de la red provincia que conduce a la comarca de La Cabrera. Llegamos a Truchas y seguimos rumbo hacia Encinedo pasando por las localidades de lruela y Quintanilla de Losada. Desde Encinedo tan sólo restan 7 kilómetros hasta la localidad de La Baña (inicio de Ruta)

Interés
Esta travesía, corta y sin dificultad alguna, consiste en acercarse hasta La Fervienza, cascada de más de 20 metros de altura en su último salto, precedido de otros de menor dimensión, y que en invierno es una enorme placa de hielo que recubre todo el farallón por el que se precipita. Está enclavada en el arroyo del Cadabal, entre las Gayas de Cueto (2.009 m) al NO y El Verdugueo (1.942 m) al SE, rodeada de un hermoso paisaje, no profanado todavía por las canteras de pizarra, y donde aún es posible escuchar el canto del cuco en las primeras horas de la mañana o al atardecer.

Itinerario
El camino a seguir desde La Baña (995 m) atraviesa el barrio Penilla y desde sus casas más altas y meridionales asciende describiendo varias curvas hacia la loma que separa las cuencas del Faeda a Saliente y del arroyo Basillino a Poniente. Después de recorrer kilómetro y medio inicia el suave descenso por la ladera noroccidental del arroyo del Cadabal hacia el curso del agua, siguiendo paralelo a él por su orilla izquierda.

Un kilómetro antes de la cascada se allana el camino, el valle se ensancha y enfrente vemos las verticales paredes de las Peñas del Valgón Grande y de la Gaya de Cueto. A nuestra derecha dejamos un corral de ovejas -mallada de La Fervienza- cuyas muros todavía se conservan en pie. Entre matas de robles jóvenes y atravesando los últimos prados nos acercamos hasta el pie de la cascada, en donde han construido una caseta, que desentona con el marco que le rodea, para la captura del agua, ya que la pista que hemos traído hasta aquí discurre en casi toda su longitud coincidiendo con la conducción para el abastecimiento de La Baña.

Si queremos subir al curso alto del Cadabal, tenemos que retroceder hasta el corral de las ovejas y, dejándolo a nuestra derecha, subir por lo que fue un camino y que hoy ha sido invadido por la vegetación; algo más arriba pasamos al lado de la mallada de la Fuente La Morteira. Superados los cien metros de desnivel, aparece ante nuestros ojos un circo de fondo plano -conocido como los Llanos de La Morteira-, con una longitud de 1,5 km y rodeado de montañas, superando algunas los dos mil metros: A nuestra derecha: Peñas del Valgón Grande (1.838 m). Gaya de Cueto (2.008 m) y Lacillino (1.973 m), manando cerca de su cumbre y en la vertiente del arroyo Cuadro la fuente más alta y fría de toda la comarca; enfrente: Riopedro (2.000 m) y a la izquierda: Gaya El Verdugueo (1.942 m). En cotas más bajas cabe destacar Peña Corbera y Fuisusano por la vertiente occidental.


RUTA 1: Lago de La Baña

TIPO DE RUTA: Senderismo.
RECORRIDO: Ida.
PUNTO DE PARTIDA: Localidad de La Baña.
LONGITUD: 1,46 km.
DESNIVEL POSITIVO: 93 m.
DESNIVEL NEGATIVO: 10 m.

Siguiendo este polvoriento camino, es casi imposible no llegar al lago, salvo que los continuos trabajos de las pizarreras hayan abierto nuevos caminos que nos despisten. Solo tendremos que preocuparnos de no desviarnos y penetrar en alguna de las explotaciones. El camino llega al río y lo cruza, prosiguiendo por la margen derecha del arroyo.

Cuando el camino hace un torno y se aleja del arroyo ladera arriba, es cuando debemos abandonarlo prosiguiendo por un caminucho que algunos todoterrenos aún recorren. Si hemos traído el coche, esta pronunciada curva es buen sitio para dejarlo, pues nos queda menos de media hora de agradable camino. En cualquier caso llegaremos al pequeño lago inferior y prosiguiendo por el camino subiremos hasta el mismo borde del lago.

También es posible llegar al lago bajando desde la parte alta de la sierra, donde se puede llegar por una pista en mejor estado que la anterior, que parte de la carretera en las inmediaciones del puerto.